Con el objetivo de potenciar y compartir propuestas, iniciativas y problemas para generar nuevas posibilidades que permitan transformar la realidad agropecuaria del país, existe un grupo de mujeres muy comprometidas con ésta temática/problemática que son un ejemplo para nuestra sociedad y sector.

Una de ellas es Luciana Reznik, CEO de Wolok que tal y como lo planteó en la última webinar mensual del Club, “Argentina está avanzando cada vez más en las nuevas tecnologías para aprovechar al máximo los recursos y teniendo un visión mucho más aplica en cuanto a sustentabilidad. Las tecnologías generan disrupciones, en algunas industrias este proceso se da antes que en otras. El mundo financiero comienza a “sufrir” impacto y ya no podemos mirar atrás. Esto no significa que robots superpoderosos van a venir a reemplazarnos completamente pero hay un gran avance en relación a eso, lo podemos ver reflejado en la Inteligencia Artificial por ejemplo.”

Otra de ellas es María Beatriz Giraudo, más conocida por “Pilu”, presidenta de Aapresid, desarrolló  y detalló el desafío de tener que producir más y de manera más sustentable.

“Acá surgen las agtechs como herramientas para hacerlo y controlar los procesos. Esto se vincula con la red de buenas prácticas. Nuestro principal problema para bajarlo a tierra que es que tenemos el cerebro comoditizado, buscamos hacer mejor lo que siempre hicimos, pero no innovar en otras producciones”.

Otro punto a tener en cuenta es la necesidad u oportunidad de trazar nuestras propias producciones. “Tenemos mucho talento y capacidad técnica y de gestión distribuida por toda la Argentina”.

Finalmente, Victoria Salas, Coordinadora General del Concurso Eureka en conjunto con la empresa San Miguel Global e INICIA, nos brindó su punto de vista acerca de lo fundamental que resulta la comunicación en todos los procesos en el agro. Atendiendo el pedido de una empresa de cítricos de Tucumán, se decidieron a llevar adelante un proyecto piloto para ver qué podía surgir desde la innovación abierta. Es decir, desde gente que no tiene nada que ver con la empresa.

Victoria tuvo el desafío de comunicar y se dió cuenta que había mucho por hacer, ya que hubo que invertir mucho esfuerzo en explicar los procesos, que no son sólo los procesos “del campo”.

Por lo tanto, no podemos dejar de concluir que trabajar en equipo o consolidar una red de trabajo hace que la posibilidad que cada una tenga de crecer en lo personal y de influir para lograr cambios positivos en la sociedad se multipliquen. De esta manera, poder lograr resultados concretos en menor tiempo y con mayor rango de acción.

× ¿Cómo puedo ayudarte?