SmartCultiva es una empresa de desarrollo de software y productos IoT (Internet of Things) que abarca desde nanosensores hasta automatizaciones de procesos productivos en la industria AgTech.

Lo que hacen específicamente éstos sensores, es relevar diferentes datos del medio ambiente, como ser temperatura, humedad en suelo, niveles de CO2, PH en agua, entre otros, para luego ser enviados a la nube para su posterior visualización y análisis.

El producto está pensado principalmente en los productores agropecuarios que desean tener datos en tiempo real del estado de sus cultivos, ya sea a campo abierto o indoor, como así también para productores hidropónicos, a los cuales se les hace imprescindible tener el control de los niveles de oxígeno en agua, nutrientes y PH para el correcto funcionamiento y operaciones de invernaderos.

Dichos sensores, están preparados para operar a la intemperie. Además, el suministro de energía para que funcionen está compuesto por baterías de Litio lo que permite meses de autonomía, sumado a paneles solares para la constante carga de las unidades. Funcionan tanto con Wifi como con red de largo alcance o bajo consumo.

SmartCultiva hace dos años que se encuentra en el mercado y nace como iniciativa conjunta de sus co founders Martín Gonzalo y Eileen Ebene. El origen del proyecto comenzó diseñando la base de un cultivo hidropónico hogareño utilizando IoT para el control de las raíces flotantes. Este tipo de cultivos, si bien son de alto rendimiento en espacios reducidos y se obtienen calidades en ciertos casos superiores a los obtenidos en suelo, se requiere de un estricto control de parámetros para garantizar el éxito.

A partir del contacto con diversos productores hidropónicos, se sentaron las bases de un principio que aún sigue vigente en la compañía: el desarrollo de la tecnología en base a las necesidades reales de los productores y el feedback constante con ellos.

Por otro lado, SmartCultiva actualmente se encuentra estableciendo vínculos con el Ing. Aeronáutico Pablo de León, quién trabaja hace décadas en la NASA, es investigador y profesor asociado a la Universidad de North Dakota en el Human Spaceflight Laboratory, quien está a cargo del desarrollo y la investigación de los módulos habitacionales humanos para la exploración del planeta Marte en la misión 2030.

A partir de esta vinculación, el año pasado el equipo de SmartCultiva presentó la tecnología desarrollada en los sensores en la NASA, más precisamente en el Space Life Sciences Lab, ubicado en Kennedy Space Center, FL, ante los especialistas científicos Ray Wheeler y Gary Stutte. Ésta instancia permitió coordinar el envío de los primeros prototipos para una prueba y análisis en campo, los cuales siguen en operación hasta hoy en día

Actualmente, SmartCultiva diseña y produce nanosensores que se exportan a varias partes del mundo como es el caso de Estados Unidos, Perú, Europa Central y Emiratos Árabes. En éste sentido, la startup persigue varios objetivos dentro de los cuales se encuentra sumar más países para la distribución de sus productos. En cuanto al desarrollo, tanto de software como de electrónica, la premisa principal sobre la que se trabaja, se centra en la optimización en el consumo energético y la continua reducción del tamaño de los dispositivos para lograr, día a día, sensores más autónomos, mejor comunicados y de menor costo.

“Estamos trabajando junto a la Subsecretaría de Desarrollo Económico del Gobierno de la ciudad de La Plata, para la inclusión de nuestros sensores en una prueba de campo junto a los tres productores más grandes del cluster Frutihortícola. Además, estamos en proceso de desarrollo de  una plataforma colaborativa “SmartCultiva Innovation LAB», orientada a la producción de nuevos nanosensores y softwares IoT aplicados al agro, abierta a profesionales del agro y tecnología, que tengan soluciones concretas que necesita el mercado y no dispongan de los recursos para llevarla adelante y/o comercializarlas. En este sentido, generamos asociaciones colaborativas entre estos profesionales y nuestra empresa, con el objetivo de poder iniciar lazos comerciales para luego comprobar su viabilidad comercial”.