PONCE ofrece un servicio de eficiencia de equipos de riego agrícola, actualmente con un foco en pivots centrales. “En palabras simples, ayudamos al productor a regar bien aplicando una solución de Internet de las Cosas ó “IoT” cómo se lo conoce en sus siglas en inglés. Tomamos datos del equipo (como la presión y la posición) y los transmitimos a una plataforma para que los procese”.

El productor puede ver en tiempo real el estado de sus equipos desde una App en cualquier parte del mundo y obtener alertas cuando algo no sucede como era esperado. Para enviar los datos utilizan comunicación satelital, lo que garantiza la conectividad en cualquier lote y así generar un lazo entre el productor y sus lotes.Somos los ojos del productor en el campo”.

Trabajan codo a codo con los productores regantes, y los ayudan a reducir el costo del milímetro, lograr homogeneidad en las aplicaciones, prevenir imprevistos y asistir fallas de manera inmediata si es que estas ocurrieran.

La startup surge a partir de la necesidad concreta de un productor de papa de Mar del Plata que produce en Balcarce. “Él nos comentó que realizaba una ronda de supervisión diaria para verificar si sus equipos seguían funcionando correctamente. Esta ronda de supervisión lo hacía conducir casi 200 km diarios y desperdiciar más de 150 horas arriba de su camioneta a lo largo de la campaña, con el agravante de que haciendo esto no suprimía las pérdidas que se generan cuando un equipo entraba en condición de falla, sino que sólo las disminuía (si un equipo falla poco tiempo después de haberlo supervisado, recién se enteraba al día siguiente en la próxima ronda). Luego de esa campaña nos solicitó más unidades, lo que nos llevó a pensar que detrás de este desarrollo puntual podía haber un dolor de varios productores. Nos dedicamos entonces a explorar en la zona y pudimos corroborar que efectivamente muchos productores y grandes empresas padecían este “dolor”. Fué entonces que encaramos a PONCE como un producto”.

Hace 2 años que PONCE está en el mercado y lanzó su MVP en la campaña 2017/18 (la siguiente al desarrollo para el productor de papa) y validó la necesidad de solución. “Lógicamente a esto le siguieron varias iteraciones, tanto a nivel de producto como de negocio”.

Hoy son ocho las personas que conforman el equipo de trabajo y además, cuentan con una gran cantidad de freelancers que aportan en el área de desarrollo. “Nuestra idea es mantener una estructura interna chica y manejar equipos tercerizados. Nuestro fuerte está en el área de la tecnología (gran parte del equipo somos ingenieros, en distintas orientaciones como informática, electrónica, computación) y nuestro contacto con el agro viene de nuestras familias».

Ellos nos cuentan que en estos últimos dos años tuvieron un crecimiento muy grande y que se han enfocado en robustecer la solución y trabajar cuestiones de escala, tanto desde el producto como en las áreas y procesos dentro de PONCE. “El objetivo de este año es el de afianzarnos en Argentina para poder comenzar a operar en algún país de interés durante el 2020. Actualmente tenemos clientes en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Río Negro, Catamarca y San Luis y estamos trabajando con algunos distribuidores e instaladores en dichas zonas”.

“Para el 2019 tenemos el objetivo de monitorear más de 400 pivots y hoy ya estamos alcanzando la mitad de este objetivo. Esto tiene además varias implicaciones en el resto de las áreas, para acompañar este crecimiento (7 veces con respecto a la campaña 2018/9”).

En el roadmap para los próximos años aparecen nuevas metas: abrir un nuevo mercado, tercerizar algunas áreas internas, profundizar en nuevas aplicaciones del mismo producto en otros sistemas de riego (como microaspersión y goteo), explorar nuevas soluciones, generar alianzas e integraciones con otras soluciones y desarrollar nuevos negocios con otros actores involucrados en la misma solución.

PONCE ofrece varios beneficios, dependiendo el destino y tipo de producción ya que trabajan con productores de papa, de commodities y multiplicadores de semilla a partir de:

  1. Reducir el costo del milímetro.
  2. Evitar fallas e imprevistos.
  3. Evitar viajes innecesarios al campo (con el consecuente desperdicio de tiempo y combustible).
  4. Registro preciso del riego y control de regadores.

“Nuestra propuesta de valor consiste en generar eficiencia en el riego, generando un ahorro en recursos importantes como el combustible, la electricidad y el agua, y evitando fallas e imprevistos en los pivots”.

Como dato a destacar, el proyecto PONCE fue incubado en IncuBAte (incubadora del Gobierno de la Ciudad), acelerados y finalistas en NXTP y obtuvieron varios reconocimientos en diversos concursos, uno de los cuáles los llevó a Silicon Valley.

Agregar un comentario