La cotización del bitcoin y el negocio de las criptomonedas bajaron en el 2018 tras un auge que desafió la gravedad en los últimos años. El precio de la moneda digital alcanzó casi los US$ 20.000 un año atrás y que a inicios de 2018 empezó a caer, siguió cayendo aunque hubo algunas mesetas. Hoy el valor ronda por arriba de los US$ 3500.

Varias son las teorías que giran alrededor de la caída del bitcoin, por lo que resulta difícil establecer la causa/consecuencia del fenómeno debido a que el bitcoin es una tecnología muy joven y volátil y esta caída es parte de esa dinámica.

El bitcoin como propuesta de moneda descentralizada validada por el mercado, en un proceso de transacción que genera una propuesta de valor que lo que busca lograr es generar dinero soportada por la tecnología del Blockchain.

Entonces, ¿conviene comprar bitcoin ahora?  Muchos usuarios ven esta caída como una segunda oportunidad para entrar después de que haya alcanzado, en diciembre del 2017, su máximo histórico. Comparado con el resto del año podemos decir que está barato, aunque, no se sabe  cómo va a evolucionar dentro de una semana.

Los criptousuarios son cada vez más pese a la caída del bitcoin y esto se debe a dos razones, dependiendo siempre de la estrategia de inversión:

Por un lado, existen usuarios que compran y venden a corto plazo u hodlean (mantienen) su inversión. Si la perspectiva es de largo plazo, hodlear es una estrategia viable.

Por otro lado, varios usuarios creen que en el largo plazo bitcoin va a valer más, por lo tanto, no vende y mantiene o incrementa su inversión.

Expertos en el tema, fundamentan que si se ven valores de hace un año, sería un bueno momento para comprar a los de hace dos años, está 400% arriba. Igualmente, podría subir en los próximos seis meses y se espera que se mueva mucho dinero institucional al bitcoin. Hay que tomarlo con pinzas, porque puede seguir bajando también. Si se entiende bitcoin como “oro digital”, es un resguardo de valor y habría que mantener la posición. Es una tecnología que está en desarrollo aún y no vemos el impacto que va a tener en la economía.

Es probable que la mayoría de los usuarios sigan siendo especuladores e inversores a largo plazo.

El negocio en Argentina y todo su ecosistema sigue creciendo y la cantidad de usuarios también. Mientras que la cotización es el principal parámetro que se mide desde las noticias, la industria se mueve por los fundamentos principales de la tecnología. Bitcoin y las criptomonedas son la llave a una economía descentralizada, mucho más democrática y al alcance de los usuarios. Además, el 10% de los programadores del lenguaje de los contratos inteligentes son argentinos, el ecosistema local es fuerte a nivel mundial, hay cosas muy interesante en auditoría y desarrollo, pero falta algo de inyección de capital.

Agregar un comentario